5 mitos desmentidos sobre invertir
#DescubreLaNeta
7 min lectura

5 mitos desmentidos sobre invertir

Básicamente, no creas en las malas lenguas. Invertir es fácil.

Todos hemos escuchado los chismes acerca de invertir dinero, ¿verdad? Que si es demasiado riesgoso o muy complicado. Créanlo o no, invertir puede ser menos complicado que Jennifer López tratando de explicar lo que pasó con cada uno de sus matrimonios.

 

En pocas palabras, invertir hoy en día es tan fácil como elegir un aguacate. Aquí aclaramos 5 mitos sobre invertir para que los borres de tu mente ya mismo.

 

Mito #1 


Invertir es demasiado arriesgado. ¡Es impredecible!

 

La Neta

Es cierto que invertir implica un grado de riesgo. Pero veamos, comer tacos por primera vez en la nueva taquería de la esquina también tenía sus riesgos. Pero eso no te detuvo, ¿verdad? Conoces bien las ventajas de encontrar el mejor taco de la ciudad. Lo mismo pasa con las ventajas de invertir tu dinero.

 

Ya más serios. Colocar todo tu dinero en una sola inversión es un riesgo, pero hay formas de reducirlo. La diversificación de tu inversión es muy importante. Esto significa distribuir tu dinero en diferentes acciones. ¿Cómo funciona? Imagínate que ordenas una variedad de tus tacos favoritos: carne asada, al pastor, lengua, carnitas, etc. Entre más opciones ordenas, mejor te va. ¿A poco no te dio hambre?

 

Mito #2


¡Puedes hacer más dinero pegándole al gordo! (No a tu tío, a la lotería, obviamente.) 

 

La Neta

Las probabilidades de ganar la lotería son súper bajas. Por supuesto que soñar es bueno pero escucha a tu abuelita, a tu mamá, tal vez hasta a tu media naranja, y mejor invierte ese dinero. En estos tiempos no necesitas mucho para abrir una cuenta de inversión. Recuerda que de poquito en poquito se llena el jarrito.

 

Te damos un ejemplo: gastas $5 a la semana en billetes de lotería durante diez largos y arduos años. Eso son $260 al año y un total de $2,600 dólares después de diez años. ¿Vas a ganarte la lotería? Tal vez, pero las probabilidades son 1 en 292 millones. Ahora, digamos que decides invertir ese dinero, con unas ganancias proyectadas del 6% al año. Al final de los mismos diez años podrías tener $3,530 dólares en tu bolsillo. ¡Piensa en todo lo que podrías hacer con ese dinerito!

 

¿Quieres invertir? Con Finhabits es fácil.

Comienza aquí

Invierte $5 a la semana con el nivel de seguridad de un banco.

 

Mito #3

Si realmente odias las matemáticas entonces no puedes invertir. Ah y debes contratar a un asesor financiero o un broker para que te ayude. ¡Eso suena a dolor de cabeza seguro!

 

La Neta
Aprender a invertir no te causará dolores. ¡Créelo! En el pasado, sólo los ricachones podían contratar a profesionales que les ayudarán. Hoy en día, la tecnología hace que servicios como Finhabits hagan de invertir algo simple y accesible para todos. ¿Cómo lo hace? Diciendo adiós a los intermediarios y sus comisiones innecesarias.

 

¿Recuerdas cuando dejaste de llamar a los agentes de viajes para comprar tus vuelos? Comenzaste a comprarlos en Internet Poco a poco te convertiste en un experto y ahora hasta te sentiste el jefe de jefes. Pues bien, ahora también puedes invertir por Internet usando Finhabits. Todo lo que necesitas es seleccionar la meta que más te inspire a ahorrar dinero, unos dolaritos extras a la semana, y por supuesto tiempo. Estarás orgulloso de ti y te ahorrarás los dolores de cabeza. Win, win.

 

Mito #4
Sólo pueden invertir los que no deben su auto, no tienen una hipoteca, o sus hijos ya son grandes. Hay que esperar hasta que los niños se gradúen, ¿no?

 

La Neta
No es cierto. No importa tu edad ni cuanto ganas, ahora es siempre el mejor momento para empezar a invertir. ¿Por qué? Porque camarón que se duerme, se lo lleva la corriente. Al comenzar pronto, incluso con una pequeña cantidad a la semana, le estás dando a tu dinero más capacidad de crecer con el tiempo.

 

Además, estamos bien seguros que alguien famoso alguna vez dijo, "no has vivido si no has invertido" o algo parecido. Pon tu dinero en acción y siéntete como un VIP en el concierto de Juanga. No mientas, la neta te sentirías muy bien ¿o no?

 

Mito #5

Invertir es para los hijos ricos de papi que tienen dinero extra para jugar. No todos están para living la vida loca, ¿si me entiendes?

 

La Neta
Yeahhhhh, pero no. Eso era cierto tal vez hace unos veinte años atrás. Invertir sólo era accesible para aquellos que disponían de mucho dinero. Hoy, Finhabits te permite comenzar a invertir con pequeñas cantidades. Te preguntarás con cuánto. ¿Qué tal si empiezas con lo que hubieras gastado en los tacos de los cuales hablamos antes? ¡Es en serio!

 

¿Tienes curiosidad por desarrollar el hábito de invertir? Visita Finhabits.com.

 

¿Te ayudó este artículo?

Si
No

Este contenido no está destinado a utilizarse como un asesoramiento sobre inversiones, y no es una recomendación, oferta o solicitud de compra o venta de valores. La información y las opiniones contenidas en esta nota proceden de fuentes propias y ajenas consideradas como confiables por Finhabits, no necesariamente incluye todo y no está garantizada su exactitud. Como tal, no se otorga ninguna garantía sobre la precisión de la información. La nota puede contener información sobre predicciones a futuro. Tal información puede incluir, entre otras cosas, proyecciones y pronósticos. No hay ninguna garantía de que las predicciones lleguen a suceder. La confianza en la información suministrada en esta nota queda a discreción del lector.

¿Quieres invertir? Con Finhabits es fácil.

Comienza aquí

Invierte $5 a la semana con el nivel de seguridad de un banco.