Ahorra hasta 10 mil dólares en impuestos




Sin duda, el pago de impuestos es uno de los gastos más fuertes que cada empresa o empleado que trabaja por su cuenta debe hacer cada año. Debido al COVID-19, el gobierno aplazó el pago hasta el 15 de julio del 2020, pero eso no significa que debamos esperarnos hasta esa fecha para hacerlo, al contrario, entre antes planeemos la forma de pago, podremos ahorrar más.


Aquí te presentamos diez consejos que te pueden servir para ahorrar hasta 10 mil dólares en tu pago de impuestos:



1. Obtén el crédito del ahorrador (the Saver’s Credit)


Este crédito es un apoyo que ofrece el gobierno federal de Estados Unidos para invertir en una cuenta de retiro. Funciona de forma muy sencilla: si contribuyes con 2 mil dólares a una cuenta de retiro, el gobierno te da un crédito de hasta $1,000 en lo que debes de impuestos. Este crédito solo aplica si tu ingreso es menor a 64 mil dólares al año. Además, es importante saber que es un crédito fiscal “no reembolsable”. Eso significa que el crédito puede reducir el impuesto que debes hasta ceros, pero no puedes recibir un reembolso de impuestos.


Crédito del Ahorrador 2020




2. Contribuye a una IRA Tradicional


Las Cuentas Tradicionales de Retiro Individuales (IRA, en inglés) son otra buena estrategia para ahorrar impuestos. Invertir en ellas no implica eliminar por completo el pago de impuestos; sin embargo son una excelente forma de aplazar tal pago. Con esto haces que cada año tu dinero crezca libre de impuestos y, por lo tanto, se multiplique más rápidamente.


Si no estás cubierto(a) por un plan de retiro a través de tu trabajo, utiliza esta tabla para determinar si tus ingresos anuales afectarán la cantidad de tu deducción.



Si haces tu declaración separado(a) y no viviste con tu cónyuge durante el año, la deducción de tu IRA se determina bajo la categoría de “Soltero(a)”.



3. Ajusta tus deducciones del formulario W-4


Como es sabido, cada mes de abril el gobierno federal hace cheques de reembolso para sus contribuyentes. Esto suena a algo positivo en muchos casos, pero no siempre lo es. Tal cheque es un reembolso; es decir: es tu propio dinero, que le prestaste al gobierno para sus inversiones. Cuando eres empleado y recibes de tu patrón el formulario W-4, ajusta los números de las cantidades que quieres que retengan para préstamos al gobierno. En lugar de hacer esos préstamos, una mejor idea es invertir esa misma cantidad mes con mes, lo que te generará mejores rendimientos al corto y al largo plazo. 



4. Aplica al Crédito del Trabajador (Earned Income Tax Credit)


El Earned Income Tax Credit (EITC por sus siglas en inglés) es un crédito de hasta 6 mil dólares que aplica para quienes ganan menos de 56 mil dólares al año. Con este dinero, miles y miles de trabajadores de los Estados Unidos aprovechan para pagar sus impuestos. Según el sítio IRS.gov el crédito EITC reduce la cantidad de impuesto que debes, y a veces te da derecho a un reembolso.



5. Incluye donativos en tus deducciones


En tus deducciones, no solo puedes señalar el dinero de donativos, sino ropa, muebles, comida o cualquier insumo que hayas donado. Y, no lo olvides, es indispensable que te den un recibo de tus donaciones.



6. Deduce tus gastos médicos


Si tus gastos médicos fueron superiores al 10% de tu ingreso anual, esto es totalmente deducible. Con la crisis del coronavirus, es posible que por desgracia muchas familias hayan tenido que recurrir a servicios médicos. Así que, si te viste en esta circunstancia, no olvides deducir los gastos; que sea una ligera calma en medio de la tormenta.



7. Deduce los gastos del cuidado de tus hijos


Si en tu familia requieren el servicio de cuidados para niños, puedes deducir hasta 6 mil dólares si tienes dos hijos. También aplica para las guarderías posterior al horario escolar. Igual que con los donativos, recuerda mantener todos los recibos.



8. Si trabajas desde casa, deduce tus impuestos


Si eres self-employed y tienes una oficina o taller en tu casa también puedes deducir cierta cantidad de tus impuestos. Es sencillo, aquel espacio que utilizas para manejar tu negocio y que está completamente adaptado para ese fin, puedes deducirlo. Es decir, si el espacio es un 5 o 10% del total de tu propiedad, ese mismo porcentaje lo puedes deducir de tu renta o hipoteca, así como el mantenimiento y servicios que necesitas para que el negocio funciones.



9. Si trabajas por cuenta propia, deduce gastos de educación


Igual para los self-employed, lo que se gaste en educación es deducible de impuestos. Es importante que esos gastos estén relacionados con el trabajo que desarrollas. Así que es buen momento de mejorar tus aptitudes y comprar libros, cursos en línea o capacitaciones que ayuden a mejorar tu rendimiento y, además, ahorrar impuestos.



10. Si trabajas con vehículos, deduce el millaje


Si trabajas por tu propia cuenta y para tal necesitas un vehículo, las millas son totalmente deducibles de impuestos. Lleva bien la cuenta, guarda los recibos necesarios, y ahorra algunos dólares.


Para conseguir beneficios más eficientes y que estos consejos apliquen en su totalidad, es muy importante que te acerques con los expertos y con quien se dedica de lleno a la contabilidad. En Finhabits estamos asociados con una empresa que se dedica ello y te puede ayudar con tus deducciones en español. Y como parte del convenio, si completas tu deducción, te abonamos 50 dólares* a tu cuenta de Finhabits.





* Oferta por tiempo limitado para clientes de Finhabits. El bono de $50 se depositará en tu cuenta de Finhabits 45 días después de presentar con éxito tu declaración de impuestos federales a través de GCAS. Oferta no disponible para clientes de Puerto Rico. Para participar, deberás completar el formulario anterior y tener una cuenta de inversión activa de Finhabits. Los términos, condiciones, características, disponibilidad, precios, tarifas, servicio y opciones de soporte están sujetos a cambios sin previo aviso. GCAS, un socio de Finhabits, Inc., proporciona sus servicios de preparación de impuestos. Finhabits, Inc. y / o sus filiales no brindan asesoramiento fiscal. Los servicios proporcionados por GCAS son distintos de los proporcionados por Finhabits y sus afiliados y se pueden aplicar términos de servicio y tarifas adicionales.


Finhabits es compensado por GCAS cuando tú eres referido. Finhabits no realiza la debida diligencia específica con respecto a los servicios de GCAS y tales referencias a GCAS no constituye una recomendación de Finhabits de GCAS o de sus servicios.


Invest in your future!

Or call us at 1-800-492-1175 to speak to a team member.

1-800-492-1175          support@finhabits.com 

Investment advisory services offered through Finhabits Advisors LLC ("Finhabits"), an SEC registered investment advisor. Registration does not imply a certain level of skill or training. Past performance is no guarantee of future results or returns. Any historical returns, expected returns, or probability projections may not reflect actual future performance. All securities involve risk and may result in loss. All information herein as well as any communications on social media is not an offer, solicitation of an offer, or advice to buy or sell securities or services. Securities offered through Apex Clearing Corporation, Member FINRA, SIPC. Securities in your account are protected up to $500,000. See SIPC.org for more details. By using this website, you hereby consent to our Terms of Use and Privacy Policy. A person shall only become a client of Finhabits when he or she has signed the advisory agreement and acknowledged receiving all disclosures from Finhabits. Exchange Traded Funds are provided by Vanguard and iShares, registered trademarks of The Vanguard Group Inc. and BlackRock Inc.