Cuidar todos los tipos de salud en el contexto del COVID-19




La pandemia del coronavirus ha significado un golpe fuerte para muchas familias no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo. Y es que el problema es doble: por un lado, se tiene que mantener la salud y, por lo tanto, resguardarnos en nuestra casa; pero también se debe mantener una economía activa. Detener las actividades laborales para resguardar la salud implica en muchos casos dejar de recibir dinero y, por lo tanto, no tener con qué vivir.  


Esta disyuntiva puede generar muchas dudas, que en su momento pueden derivar en ansiedad o depresión. La especialista Nicky Lidbetter, de la ONG británica Anxiety UK, ha declarado que el miedo a que todo salga de control y, por lo tanto, no tener capacidad de tener control sobre la incertidumbre, puede generar trastornos de ansiedad.


Sin embargo, es evidente que muchas personas no pueden quedarse en casa y deben seguir sus actividades para equilibrar esa balanza entre salud y economía. Ante eso, la información oficial y de expertos en la materia es lo único que se debe considerar. Solo así se podrá superar esta crisis y recuperar, en muy poco tiempo, las actividades cotidianas. 


Para conseguirlo, aquí se presenta una guía de claves en cuatro aspectos específicos de la vida para no dejar que el coronavirus nos venza. 



1. Claves para la salud mental y emocional


Los efectos secundarios de un aislamiento social a los que se suma la incertidumbre económica pueden ser fuertes. Hay un término en inglés que sirve para definir lo que se está viviendo, los underline effects, que consisten en conductas exacerbadas (cambios de ánimo repentino o actitud de “superhéroe”), soledad, desesperanza, tristeza, miedo e incertidumbre. 


¿Qué se puede hacer? La clave es una: comunicación clara. Cuando nos quedemos en casa deben de quedar claras todas las reglas domésticas. 


Otra recomendación es mantener una rutina y una estructura de horarios para ver televisión, hacer ejercicio o cocinar. Esto puede traer estabilidad al momento del aislamiento. Así también, es importante mantener conexiones fuertes y positivas con las personas fuera del hogar. Aprovechar la internet es una gran estrategia, se pueden hacer juegos colectivos, llamadas por teléfono, mensajes.


Si en casa hay convivencia con niños o adolescentes, hay que ser muy claros con las reglas sociales. Muchas madres o padres de familia aún deben trabajar desde casa, por lo que es ideal mantener espacios exclusivos para cada actividad. Si los hijos no están acostumbrados a las reglas de la convivencia social, este puede ser el momento para educarlos al respecto. Para tal, sirve tener muestras simbólicas que detonen disciplina. Lo mejor es hablarles con propiedad, que sepan que son inteligentes y que se confía en su inteligencia. Hay que enseñarles a que tienen que aprender a adaptarse pues así es todo en la vida.



2. Claves para la salud financiera


Mantener las cuentas sanas y el dinero en orden es elemental para sopesar el aislamiento. Una recomendación importante es pensar en las deudas y, si es posible, pedir prórroga a las instituciones financieras, la deuda no va a desaparecer pero es posible que se pueda retrasar un poco.


También hay que analizar el presupuesto mensual y disminuir los gastos más posible; por ejemplo, cambiar los planes de telefonía, de internet, hacer compras estratégicas y dejar lujos para después. 


Se recomienda estar al pendiente de los cheques que aprobó el Congreso de Estados Unidos. O, si te quedaste sin trabajo, lo primero que debes hacer es pedir las prestaciones que ofrece el gobierno por desempleo. Lo más recomendable es hacerlo por internet en las páginas oficiales del estado al que perteneces. También hay muchas compañías que están contratando en otro tipo de trabajos, búscalos. 


No hay que olvidar que el motor de trabajo de este país ha sido la fuerza laboral latina. Es importante recordar que esto es temporal y una vez que pase, se requerirá mucha fuerza laboral y ahí estaremos los latinos para sacar a flote cualquier compañía. 



3. Claves para la salud física


Las casas latinas suelen tener en un mismo techo tres generaciones: abuelos, padres e hijos. Por lo que lo más importante es proteger a las personas de la tercera edad, a los enfermos crónicos (como diabético o hipertensos), a las mujeres embarazadas y a los recién nacidos. Hay que tomar esto en serio pero no alarmarnos. La mayoría vamos a estar bien, por eso debemos cuidar a quien está en riesgo. Se recomienda adaptar el lenguaje con las personas de la tercera edad y ser compasivos, recordemos que son las abuelas, los padres, los viejos en general, quienes más padecen la ansiedad por ser población vulnerable ante la epidemia. 


Tres cosas para evitar el contagio: quedarnos en casa (ninguna reunión de personas, ni quinceañeras, ni bodas, ni carnes asadas), si debemos de salir tenemos que lavarnos las manos frecuentemente o usar gel antibacterial, si estamos enfermos por cualquier razón quedarnos en casa aislados como si estuviéramos infectados. 



4. Claves para la salud política e institucional


Para los mexicanos que viven en Estados Unidos es importante saber que existen 51 ventanillas en la red consular mexicana, las cuales proveen información vital sobre medidas preventivas y ayudan a personas que requieren atención médica para decirles a dónde ir.


También se debe recordar que los consulados no están abiertos, pero todos están activos y operan en redes sociales y por teléfono.






Aviso Legal:

Este contenido no está destinado a utilizarse como un asesoramiento sobre inversiones, y no es una recomendación, oferta o solicitud de compra o venta de valores. La información y las opiniones contenidas en esta nota proceden de fuentes propias y ajenas consideradas como confiables por Finhabits, no necesariamente incluye todo y no está garantizada su exactitud. Como tal, no se otorga ninguna garantía sobre la precisión de la información. La nota puede contener información sobre predicciones a futuro. Tal información puede incluir, entre otras cosas, proyecciones y pronósticos. No hay ninguna garantía de que las predicciones lleguen a suceder. La confianza en la información suministrada en esta nota queda a discreción del lector.



Invest in your future!

Or call us at 1-800-492-1175 to speak to a team member.

1-800-492-1175          support@finhabits.com 

Investment advisory services offered through Finhabits Advisors LLC, an SEC registered investment advisor. Registration does not imply a certain level of skill or training. Past performance is no guarantee of future results or returns. Any historical returns, expected returns, or probability projections may not reflect actual future performance. All securities involve risk and may result in loss. All information herein as well as any communications on social media is not an offer, solicitation of an offer, or advice to buy or sell securities or services. Securities offered through Apex Clearing Corporation, Member FINRA, SIPC. Securities in your account are protected up to $500,000. See SIPC.org for more details. By using this website, you hereby consent to our Terms of Use and Privacy Policy. A person shall only become a client of Finhabits when he or she has signed the advisory agreement and acknowledged receiving all disclosures from Finhabits. Exchange Traded Funds are provided by Vanguard and iShares, registered trademarks of The Vanguard Group Inc. and BlackRock Inc.

Insurance services offered through Finhabits Insurance Services LLC, a licensed producer in the following states: California (license 6001946), Texas (license 2510873) and Florida (license L109638). All information herein as well as any communication on social media is neither an offer to sell insurance nor an advertisement of insurance in any place except the states California, Texas and Florida. Finhabits Advisors LLC is not a fiduciary to insurance products or services.