Un método eficaz para liquidar deudas




El 80% de las personas en Estados Unidos tienen una deuda. Si es tan común, es algo que no debe ser en sí mismo malo. Pero, ¿hasta qué punto? Entre el crédito para el carro, la hipoteca, el pago de las tarjetas de crédito o alguna deuda por servicios médicos, de pronto pareciera que todo lo que ganamos se va a pagar y pagar deudas.


Lo primero, como en todo problema, es aceptarlo. ¿Cuándo nos damos cuenta de que las deudas se nos salieron de las manos? Según un estudio del Wall Street Journal, las familias estadounidenses que ganan entre $50 mil y $100 mil anuales han aumentado su deuda en 33% en los últimos 12 años. Así que hay que analizar esta circunstancia. ¿Eres parte de ese porcentaje? 


La regla es simple: si el 40% o más de tus ingresos se van a pagar deudas, definitivamente estás en un problema que debes de resolver. Por ejemplo, si ganas $3 mil y se te van $1,200 en tarjetas, créditos y préstamos, es momento de hacerte responsable. Y en esta entrada te decimos en cuatro sencillos pasos, cómo saldar tus deudas rápidamente. 


Antes de decirte los pasos de este método, lo primero que tienes que hacer es ahorrar y guardar $1,000 para emergencias. No queremos que en el proceso de consolidar deudas, surja algo que te haga volver a usar las tarjetas y todo el trabajo de saldar se vaya por la borda. Así que, para cualquier cosa, ya sabes que tienes ese colchón que te puede sacar de cualquier apuro. 



1. Haz una lista de tu deuda más pequeña a la más grande


Lo primero es conocer la realidad. Si no sabemos a ciencia exacta cuánto debemos, no podemos enfrentar el problema. Y, como en cualquier entrenamiento, vamos cumpliendo con las metas más realistas para ir subiendo poco a poco de nivel. 


Como en un maratón, lo más importante es correr la primera o dos millas. Porque eso nos confirma que somos capaces de lograrlo. Y, una vez que cumplimos la primera meta, nos vamos por las cinco o diez millas. Así, hasta lograr nuestro objetivo.


Así que empieza enlistando tus deudas y vete por la más chica. Una vez que la pagues, te darás a ti mismo la confianza suficiente para continuar y llegar a la siguiente deuda.


Pongamos un ejemplo con tres deudas:

  • $500 de gastos médicos que pagas a 10 meses: $50 cada mes.

  • $2,500 de la tarjeta de crédito que pagas a 25 meses: $100 cada mes.

  • $7 mil del préstamo para el carro que pagas a 35 meses: $200 cada mes.

Así, en total, cada mes pagas $350 en deudas. Veamos cómo resolverlo. 



2. Paga tu deuda más pequeña y el mínimo en las demás


Si abonas $50 al mes para pagar tu deuda más pequeña, ¿por qué no mejor hacer el ejercicio de limitar nuestros gastos en lujos o entretenimiento? Por algunos meses de apretarnos el bolsillo y perdernos de algunos gustos, ganaremos mucho más en tranquilidad y mejoraremos nuestra administración. Y, si de plano no alcanza, ¿por qué no buscar un trabajo temporal o un proyecto en donde lo que ingresemos se vaya directamente a pagar la deuda? No es el objetivo matarnos trabajando, sino hacerlo por la motivación principal: dejar de pagar intereses, que a fin de cuentas es aire solo para enriquecer a otros. 


Sigamos con el ejemplo anterior. Supongamos que logras hacer recortes por $300 al mes o consigues ese ingreso extra:

  • Si tu deuda de gastos médicos es de $500, en un mes podrás hacer un abono de $350 ($300 extra más los $50 que abonabas mensualmente). Así, en dos meses lograste liquidar esa deuda.

  • Mientras tanto, sigues abonando el mínimo a las demás.

Recuerda que esto es una carrera para la que tenemos que hacer sacrificios y, sobre todo, trabajar nuestra disciplina. La idea es que estés más sano de tus finanzas al terminar. Así, como si corrieras un maratón. Hay que cambiar el chip: de una hamburguesa a una ensalada, de engordar a correr miles de millas, de deudas y deudas a una salud financiera óptima. 



3. Sigue con los mismos pasos para la próxima deuda


Si ya lograste saldar la primera deuda, sigue con la próxima. Es la misma lógica: 

  • Toca cubrir los $2,500 de la tarjeta, a los que abonabas $100. Ahora debes sumar los $300 extra más los $50 que dejaste de pagar de los gastos médicos. Así, tienes $450.

  • En menos de 6 meses lograrás pagar la deuda


4. Sigue así hasta liquidar todo


Cuando dudes de tu capacidad, recuerda que ya lograste saldar $500 y luego $2,500… Y que todo el dinero que se te iba en pagar esas deudas ahora son un extra para ti. Por lo que pagar la deuda más cara de $70 mil o más, será una cuestión simple. Ya lo has hecho antes.


Ahora entiendes por qué este método se denomina como “Bola de Nieve”. Y lo único que se opone a que lo logres, es tu fuerza de voluntad. Estamos seguros que vas a lograr mucho más cuando tus finanzas estén sanas.




Aviso Legal:

Este contenido no está destinado a utilizarse como un asesoramiento sobre inversiones, y no es una recomendación, oferta o solicitud de compra o venta de valores. La información y las opiniones contenidas en esta nota proceden de fuentes propias y ajenas consideradas como confiables por Finhabits, no necesariamente incluye todo y no está garantizada su exactitud. Como tal, no se otorga ninguna garantía sobre la precisión de la información. La nota puede contener información sobre predicciones a futuro. Tal información puede incluir, entre otras cosas, proyecciones y pronósticos. No hay ninguna garantía de que las predicciones lleguen a suceder. La confianza en la información suministrada en esta nota queda a discreción del lector.

Invest in your future!

Or call us at 1-800-492-1175 to speak to a team member.